Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos


Deja un comentario

La Guanábana, una Reina para la salud

 

Por Lic Carlos Diéguezis

La  guanábana  debemos considerarla como una reyna para salud de los humanos y también para los animales, son tantas las  propiedades benéficas que no debemos dejar de menciona sus acciones   antibacterianas, anticancerígenas, antiparasitarias y como si eso fuera poco es también  antitumoral, antiespasmódica, astringente, cito tóxica, hipotensora y sin dejar de ser insecticida, pesticida y sedativa, la guanábana es portadora de una multicorona de bondades que nos sugiere un consumo sistemático.

Entre esas cualidades  está el  efecto contra las células inactivas,  de origen tumoral  disminuyendo la  calcificación hasta  desaparecer por ejemplo los cálculos tumorales o calcificaciones en el hígado, páncreas, pulmones, cerebro o riñones. Ayuda a eliminar los parásitos. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Las Terapias Naturales desde los límites predominantes en la Bioética actual.

Bioetica y  Medicina  Natural Por Antonio Armas
Parece extraño que el concepto de Bioética naciera de la clínica (Potter 1971) y que pudiera aspirar no obstante, a otros ámbitos tan lejanos como el enfoque natural terapeutico de las enfermedades. Aún así el sentido abarcador del término cuenta con variados límites que le otorgan quien la ejerce, o lo que es igual; según el tipo de concepción médica que la practique.
Los siguientes comentarios son un modo de opinar sobre los límites y proyecciones de la Bioética, como disciplina contemporanea, en su relación con la Medicina Natural.

1.- La interpretación del concepto “Natural” es origen de ambigüedades. Sus acepciones latinas (natural) y griegas (físico) por igual denotan todo aquello que ha crecido espontáneamente y no ha sido deliberadamente diseñado por un sujeto. De modo que cuando se le adjunta el concepto de Ley, y se habla de Ley Natural, el apellido de Natural, le atribuye muchas veces el de tendencias innatas o instintivas. De todo ello surge una restricción que se traslada al de Medicina Natural (Terapias Naturales) porque desde el ángulo moral, se le intenta atribuir cierto Relativismo Etico. En el plano profesional al insistir que muestra moral tradicional es fruto de una evolución espontánea, entonces ese tipo de afirmación deja muchas dudas a la hora de emplearla como guía.

La tendencia a la homogenización que sobreviene de la necesidad de expansión y funcionamiento económico del Mundo actual, necesita sistematizar un marco ideológico y moral para permitir disponer de un conjunto de categorías éticas y jurídicas que confirmen un marco compresible para todos. De tal forma, ubicada en un contexto político determinado, la disciplina Bioética tiende a asumir problemas particulares del sistema social en cuestión, como si fueran las opciones validas en lo referido a Modo de Vida, Estilo y Calidad de Vida. Algo que resulta muchas veces vago y de aparente poco interés.

2. Una suerte de “Taxonomía” excluyente por medio de conceptos como el de hipocondríaco, se usa en parte para denominar al paciente que cuestiona la capacidad de un medio para diagnosticar la enfermedad. Es el ejemplo de un rótulo –como tantos otros-, que nos permite representar y discriminar a quien no acepta por alguna razón el razonamiento médico o desconfía con todo derecho de la información o evaluación que se le brinda acerca del origen, situación y perspectivas de soluciones de los males que le aquejan. Su aplicación provoca cierto grado de enajenación tanto individual como social cuando se toman, como nociones de referencia tendencioso.

3. Los principios de racionalidad científicos alopáticos, no se insertan dentro de un marco teórico general que implique nociones de cuidados de salud. Más bien lo que acontece es la adopción de modernas tecnológicas médicas de intervención que intentan normalizar la sociedad, mediante el ajuste de los individuos según las soluciones que encuentra.
Con respecto a las Terapias Naturales, la tendencia es a la enseñanza de técnicas, despojadas de la cultura y las tradiciones en que se elaboraron y desarrollaron. La mentalidad que animo la Digitopresión, el Shiatzu, la Medicina Herbolaria, la Macrobiótica, etc.; ahora más que nunca se intentan integrar dentro de una economía y cultura globalizadas que tienden a uniformar y estandarizar determinados patrones de conducta.

4- La ética particular que subyace para muchos dentro de la Bioética, esta orientada por una concepción que centra su análisis en la enfermedad. Por esa vía se antepone o se hace creer, que ésta es un punto de referencia central y un concepto tan avanzado que abarca o incluye también el de prevención. De ahí que sirva para patentizar ciertos enfoques sobre problemas particulares como la nutrición, la vida activa, educación.
Desde esa perspectiva se redimensiona a su vez el plano cultural sobre el tratamiento del cuerpo sano, la curación y conservación del equilibrio de la salud corporal y mental que por ende se traslada a la de la sociedad como hábitos de vida adecuados. El proceso total se invierte o trastoca, al constreñirse muchas veces a lo que se explica desde el ángulo particular de un servicio o consulta ante un enfermo en forma de consejos (o a manera de criterios) y no a un individuo sano.

5- Los conceptos de Modo de Vida, Estilo de Vida, Calidad de Vida, Condiciones de Vida, etc, se enmarcan en una metodología, cuyo sistema da posibles salidas desde su perspectiva medicalizadora o de servicios de salud social o privado, total o parcial; que poco hacen por la responsabilidad individual del paciente o cliente en cuanto a asumir su compromiso con la Salud suya. Con un margen de acción estrecho, los conceptos de Autoayuda y Autocuración parecen más bien traído de un tipo de literatura “no científica” y por tanto vaga, que parecen imposibles de aplicar y por tanto no encuentran un modo consecuente y práctico de considerarse.

6- Las categorizaciones de lo racional y lo razonable, los Métodos en Ética, los temas de Justicia Sanitaria, la conceptualización en forma de parámetros de lo justo, lo bueno, lo adecuado y lo apropiado; entre otros muchos conceptos eticos, no encajan muchas veces dentro del vocabulario total que preside cierto tipos de prácticas médicas. Sobre todo porque están orientadas hacia la curación. La Toma de Decisiones, ante Dilemas Eticos tienden asumir los problemas nuevos, como provenientes de los cambios tecnológicos, más que sociales y espirituales.

7- Cierta descontextualización de la “Medicina Natural”, proviene sobre todo de entenderla más como una Filosofía, que como opciones técnicas. Lo que provoca que la especialidad en Terapia Naturales y sus filosofías, son excluidas generalmente por parte de las terapias no naturales.

8- La Salud- Enfermedad al ser la principal dicotomía en un tiempo lineal, hace presuponer una especie de teleologismo reticular dentro de una metodología de cualidades como sano-enfermo, viejo-joven, etapas avanzadas o no. Especialmente la mentalidad alopática occidental, nos enseña a contemplara los síntomas también divididos o clasificados por grupos.

9- Se impone en primer lugar la convicción occidental acerca de que las condiciones bajo las que viven y trabajan las personas, tienen que ser objeto de intervención del Sistema de Salud, Seguro Médico, Asistencia Pública y Sistema Nac. de Salud; porque existe un tratamiento médico moderno que demuestra una solución adecuada a cada problema.

10- El ego como concepto característico en la Cultura Occidental tiende a conformar personas alienadas de su propio cuerpo y por tanto de su entorno
natural, del cual forma parte . Esta Cultura de raíz judeocristiana, argumenta un tipo de separación que contempla al mundo constituido por demonio y carne ,mientras que por el otro lado, se halla el alma como algo superior y sublime con respecto al mundo terrenal en el que se encuentra el cuerpo. Por esa vía, los vínculos naturales en su integración y sincronismo se tienden a perder generalmente.

11- El rescate del tradicionalismo nada tiene que ver con el conservadurismo, ni ético, ni científico. Tampoco con el neotradicionalismo que en nombre de principios y valores tradicionales de la Conservación de la Salud, emplea de forma inconsecuente los principios hipocráticos.
La tradición debe ser algo “familiar”, cultural, cuando se refiere a la Salud.
Por eso las nuevas ideas éticas en la medicina no serán asimiladas, sino están relacionadas con tradiciones, incluyendo el de la mentalidad que le dio origen.

Del mismo modo que la crítica contra la injusticia, siempre se apoya en ideas tradicionales de Justicia, la Bioética se debe apoyar en aquellos que la rescatan y renuevan en cualquier ámbito cultural.
Una especie de vuelta al “fundamentalismo del naturalismo médico” no tiene porque ver los servicios médicos y de salud dentro de un marco institucional único.

12.- El antropocentrismo de la modernidad frente al modelo cultural de la Edad Media, colocó a la razón y la ciencia como su mejor aliada, y al individuo lo identificó como el eje de una única historia laica y liberal. Ese fenómeno hizo que las tradiciones fueran cediendo su lugar a principios y testamentos; a profesionalidades, donde el “mundo de la vida” (Habermas) perdió su carácter cuasi natural con la universalización de las normas de acción, la generalización de valores y la consideración del yo de manera abstracta formal y racionalista.

13. La Bioética es guiada en la Cultura Occidental por el principio de la causalidad para explicar la naturaleza, lo cual implica una visión secuencial, lineal e ilimitada donde predomina el concepto de tiempo. No da cabida a otros principios como el de Sincronicidad (Filosofía China), que explica que existe una correspondencia entre los estados simultáneos de dos sistemas o fenómenos, lo cual se da no por causa-efecto, sino por homología.

14- Al enfoque corporal (body approach) como metodología particular de estudio de fenómenos concretos, se le reconocen valores, pero constreñidos al enfoque somático tradicional dentro del mundo occidental. Detrás se halla la filosofía occidental que desde Platón hasta Kant, sin excluir a Descartes, han comprendido al Yo como un sustrato unitario e idéntico, el cual es posible asignársele distintas entidades nosológicas, para clasificar y jerarquizar las acciones de curación.

Continuara ……..