Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos


Deja un comentario

Cronoterapia.

Vibraciones a escala mayor: los Biorritmos y la Cronobiología (2)


La naturaleza y todo lo que ella comprende: clima, estaciones, reproducción de los animales, cosechas, etc., se rigen por ciclos biológicos
o ritmos. Estos ciclos desde el principio de la vida en el planeta, se encuentran documentados histórica y estadísticamente hasta el punto de poderlos encontraren la naturaleza humanan, siguiendo una variedad de ritmos que realizan ciclos a diferentes frecuencias. ¿De que ritmos se hablan? No solo de los biológicos, aunque relacionado con la Cronobiologia, prefieran sus estudiosos no apartarse de esta disciplina.

Otros biorritmos parecen más sofisticados como los que afectan nuestro comportamiento en distintas maneras; en el caso de los humanos, aunque se
ha comprobado estadísticamente que la energía física se comporta cíclicamente en periodos, otros hablan de la emocional y hasta intelectual divididos por fases. De nuevo la energía aparece en el escenario, en forma de cambios consistentes, repetitivos que obedecen a un orden mayor. En un principio se pensó que los animales sincronizaban su reloj mediante la vision: mayor luz de día y menor, obviamente, de noche. Pero
posteriormente se comprobó que aislando individuos de las referencias diarias externas, el reloj biológico era capaz de mantenerse de manera
aproximada al menos durante un mes.

Hasta se llegó a hablar de cierto modo, en cómo se trabaja sobre el tiempo a partir de sincronizadores que aparecen como señales periódicas del
entorno. No obstante no podamos afirmar que estos son quienes creen los ritmos. Entonces, cobra interés la sospecha de que cada célula cuenta
ademas con su reloj diario incorporado, algo que se plantea ha sido corroborado por investigaciones del Departamento de Biología Molecular
de la Universidad de Ginebra (Suiza).

La coordinación de esos relojes, de todos los relojes que existen en las células de un organismo (por ejemplo: en los billones de células de que se compone un ser humano), se realiza principalmente por la referencia externa de la luz (calor), mediada por las hormonas, sustancias que son liberadas siguiendo un patrón rítmico aproximadamente diario. Esto permite, en cierto modo,ponerlos en hora y hacer que funcionen simultáneamente. Por esa vía de forma instintiva seguimos ritmos que obedecen tanto a la química segregada por nuestras hormonas como a los cambios de luz y probablemente a cambios magneticos tanto naturales como artificiales.

Tales afirmaciones son esenciales para las medicinas diferentes, por ejemplo, al diferenciar que la estructuración del tiempo natural y la imposición de un tiempo funcional al servicio de la economía, es uno de los elementos mas característicos del encubrimiento de la realidad y puede provocar desajustes en el individuo insospechados. Se trata en parte del alejamiento del medio natural por parte de la sociedad tecnológica. El cambio horario provoca una pérdida de Calidad de Vida y no compensa el daño que causa a los seres vivos, sobre todo al ser humano. Se destaca el gasto farmacológico por trastornos del sueño, ansiedad, enfermedades cardiovasculares y accidentes de circulación. Mas el gasto energético queda en entre dicho, ni se esta de acuerdo a nivel mundial de su evaluacion final por el momento.

Aunque nos pueda parecer forzado acudir a la historia del problema, recordemos que la conceptualización del tiempo desde el origen de la civilización, apareció como un ente que domina los ciclos naturales entre el día y la noche, fases de la luna, estaciones del año, actividad vegetativa, tiempo de floración, fruto y agostamiento de las plantas, etc. Por otra parte se halla el tiempo de la experiencia individual, que comienza con el nacimiento y culmina en la muerte. Dos formas de experiencia diferentes, ya que una es cíclica, dominada por la idea del retorno, y la otra es lineal e irreversible.

Esas asunciones de la realidad han hecho perpetuarse dos maneras de concebir el tiempo: el tiempo cíclico y el tiempo lineal. El ciclo lunar
repetido, está asociado a las concepciones cíclicas del tiempo, mientras que el ciclo solar, más extenso, va unido a las organizaciones lineales. En el trasfondo quedan las costumbres, hábitos de vida como los horarios de alimentación, el descanso o las formas recreación, que para muchos poco o nada tiene que ver con la Salud.

Anuncios


Deja un comentario

Vibraciones a escala mayor: los Biorritmos y la Cronobiología. (1)

Las frecuencias, ciclos, ondas, oscilaciones, modulaciones o ritmos todos forman parte de una escala de orquestación mayor: los biorritmos o ritmos
biológicos y los sociales. Como fenómeno descubierto desde la antigüedad tuvo muchas formas de llamarse, aunque más recientemente la disciplina
que los estudia se conoce con el nombre de Cronobiología.

Uno de los postulados de esta disciplina indica la importancia de que todo lo que puede medirse y dosificarse en un organismo vivo esta sometido a
variaciones periódicas previsibles. A nivel del organismo como un todo se ubica la persona en armonía o no con el horario de actividades sociales, las horas de comida y el resto de las relaciones sociales que pueden esembocar en fatiga, sueño, hambre, alergia, placer, tristeza, inquietud o stress, o cuantas veces vamos al baño a defecar, tomamos en el día o nos reímos. Ya a nivel de los órganos internos, los desfases pueden continuar hasta hablar términos de ciclos o desincronización localizados hasta nivel de órganos y células.

Aquí aparece la noción de reloj interno que regulan los diversos sistemas fisiológicos. El ciclo vigilia-sueño es quien resulta mas conocido por todos,pero es fácil comprender que los médicos tiene que tomar en cuanta otros muchos como los horarios o frecuencia de ir a defecar, que deben ser diarios –y de forma ideal, mas de una vez al día-, los horarios de comida, descanso, trabajo, la respiración, el ritmo cardiaco, el sueño y la
vigilia, la menstruación en la mujer, etc. entre otros muchos ¿y por qué no? las alteraciones de frecuencias provenientes del entorno en forma de iones, radiaciones, rayos cósmicos de todo tipo que nos alteran como hemos venido indicando.

Precisamente a la Biorritmología ( que no es la Cronobiologia) se le tildó de ser una pseudocienca, porque una parte de la literatura antigua la vinculaba a las fases de los astros. Ya apuntábamos que la Luna y Sol ejercían diferentes consecuencias sobre la tierra y todos los seres vientes.

Entonces ¿por qué no el resto de los astros también? Esto explica en parte la razón de ser de algunos estudios de Astrología , lo que no quiere decir que se tengan que compartir todas sus conclusiones y recomendaciones.

Lo cierto es que también se puede entender como un Ciclo periódico de fisiológicos que en las personas puede traducirse en sentimientos, actitudes o estados de ánimo repetidos cada cierto tiempo. De ahí que a una escala mayor podamos verificar que los mismos fenómenos se repiten en formas de vibraciones, frecuencias y ciclos de vida que son portadores de un mismo elemento de cambio y alteraciones, por tanto de equilibrio al igual que otras tantas nociones de actividad física.

Los ritmos biológicos no constituyen un fenómeno casual ni un seguimiento pasivo de las condiciones ambientales, sino que forman parte de una adaptación al entorno. En parte se sustenta entonces la idea de que la persistencia de ritmos biológicos en condiciones ambientales constantes,
esto es de ritmos endógenos, indica la presencia de un reloj endógeno interno o marcapasos que controla la periodicidad de ciertas variables.

La comprensión de estos fenómenos, la influencia del biorritmo en los ciclos energéticos del cuerpo humano y su aplicación constituyen sin lugar
a dudas una útil herramienta que nos convierte en mejores terapeutas energéticos en el momento de interpretar el proceso salud-enfermedad.

Continuara….parte (2)