Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos

Pequeños y Grandes Mitos sobre los Antibióticos. (2)

Deja un comentario

Si cada cuatro o cinco décadas los principios por los cuales se curan las enfermedades cambian, lo mismo no ocurre con los que me orientan en el mantenimiento de la Salud. Lo natural por tanto se impone no  por razones, sino por condiciones vitales de vida.

 La búsqueda de Antibióticos de origen natural es una de las tendencias de hoy día mas importante.

El Oceano por ejemplo ahora esta en la mira…

Profundidades del Mar

Se asienta en el razonamiento de que:  “El mundo necesita de nuevos y más poderosos fármacos para vencer a las enfermedades cada vez resistentes a los antibióticos. Y los científicos creen que la naturaleza puede brindar muchas respuestas: están buscando en insectos, aguas del océano y plantas, las claves para desarrollar nuevos medicamentos.

Vease: http://salud.univision.com/es/noticias/d%C3%B3nde-se-buscan-los-nuevos-antibi%C3%B3ticos?ftloc=collection16900:wcmWidgetUimHulkMini

No obstante otras creencias sin fundamentos pueden servir para ilustrarnos nuestra visión de ellos.

Los antibióticos producen cansancio y falta de apetito.

– La flora intestinal está tapizada por bacterias que participan en los diferentes procesos digestivos. Estas son alteradas cuando uno usa antibióticos. Este cambio en la flora intestinal produce también cambios en la incorporación de los distintos nutrientes que llegan a los diferentes tejidos del organismo provocando cansancio, alteración del apetito, diarrea, etc.

Pierden eficacia con el uso prolongado.

Si pero también aumenta la resistencia de las bacterias al mismo y aparecen distintos efectos no deseados, siendo el más frecuente la diarrea.

¿Su uso es adecuado para cuadros como fiebre, catarros, resfríos o dolor de garganta, casos en los que la gente suele auto medicarse?

– La automedicación nunca es adecuada ya que provoca un retraso en el comienzo del tratamiento y un uso indiscriminado de antibióticos ya sea por errores en la elección de la droga como el acortamiento o prolongación de los tratamientos en cuestión. Además pueden producirse casos de alergia que pueden ser graves. Por todo esto somos los profesionales de la salud los que debemos indicar cualquier tratamiento médico.

Inyectados son más eficaces que tomados en forma oral

Son equivalnetes en general, aunque hay sus excepciones.

¿Si se deja de tomarlos antes de tiempo? ¿Por qué se recomienda tomarlos “hasta que se acabe la caja”?

– Cuando no se cumple el tratamiento ya sea por tomar el antibiótico menos veces por día o acortar el tiempo total indicado por el médico se favorece la aparición de los mecanismos de resistencia bacteriana que provocan que haya posteriormente recaídas de la enfermedad por falta de curación. Muchas veces se necesita un nuevo tratamiento pero con distinto antibiótico por la resistencia bacteriana al que se usó en primer término..

Se recetan de manera rutinaria para infecciones benignas o inocuas. En cualquier caso, una infección no es una enfermedad, sino que constituye la respuesta natural del cuerpo para neutralizar y eliminar las sustancias tóxicas generadas por cosas tan simples como la sobrealimentación, la deshidratación, el consumo de comida basura y el uso de antibióticos. El cuerpo paga un elevado precio por exponerse a los antibióticos.

Se prosigue una preocupación que ya lleva décadas, en el cuerpo científico-médico al advertirse que muchos antibióticos ya no son efectivos frente a determinadas bacterias.

 Un antibiótico se conoce como veneno. No “refuerza las defensas”: mata las cosas. Un antibiótico es un veneno específico. Un antibiótico actúa contra células deja fuera un concepto más amplio como las acciones “antibióticas” de nuestra saliva, la Plata Coloidal, OZONO, la fiebre que genera el propio cuerpo, entre otros.

 ¿Qué debo evitar?

          .Pedir un antibiótico cuando su médico le dice que no lo necesita.

  • Tomar antibióticos si tiene un virus (resfriado, tos o gripe).
  • Dejar de tomar el medicamento cuando se sienta mejor. Tómese todas las dosis.
  • Emplear restos de medicamentos.
  • Tomar medicamento de otra persona porque considero que tengo lo mismo.
  • Dejar de tomar el medicamento exactamente en la forma en que se lo indique su médico. No deje pasar ninguna dosis.
  •  Confiar en exceso en la utilidad de productos antibacterianos (jabones, detergentes y lociones). No hay pruebas de que esos productos ayuden realmente.[i], mas allá de su labor de limpieza.

 

Anuncios

Autor: instituto salud y saber.inc

Antonio Armas Vazquez. Doctor en Filosofia (Cuba 1990) Especialista en Terapias Naturales (EEUU. 2000) Presidente del Instituto Salud y Saber,Inc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s