Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos

La literatura terapéutica que abunda sobre el insomnio y el buen dormir (1)

Deja un comentario

Dormir 1
Por el Dr. Antonio Armas
El sueño es otra forma de vida. Dentro del mismo también encontramos malos hábitos que desencadenan varios elementos adversos a nuestra Salud. Un tiempo donde otra forma de vida diferente se desarrolla, como parte de las 24 horas que marca ciertas diferencias. Todos tendemos ese lapso de tiempo a simplificarlo excesivamente, cuando necesitamos explicarnos porque no descansamos. Alguien diría que bastante tenemos mientras permanecemos despiertos, para preguntarnos porque tuvimos una pesadilla o nos despertamos peor, etc. Pero la cuestión es que no tendría por qué ser así.

Una sola posición inadecuada puede con el tiempo afectarnos la columna vertebral y al siguiente día despertarnos hasta con mal humor, dolor de cabeza y soñolientos. Otro tanto ocurre cuando inclinamos demasiado la cabeza hacia delante; que además de los anteriores males, nos obstruye la respiración y desencadena otras molestias. Así sucesivamente, solo habría que recordar las comidas fuera de hora, stress prolongados antes de ir a la cama, etc. En cambio, se suma como beneficioso el descansar en un clima limpio, libre de zonas geopatógenas –como tienden los animales por intuición a detectar-, buena ventilación, estado óptimo del colchón, silencio y correcta posición de mi cuerpo al dormir; como parte de la lista de elementos que muchos terapeutas no advierten en su conjunto, aunque sean elementales. ¿Es que se necesitan demasiados conocimientos para poder orientar correctamente a las personas?
Hay cosas obligatorias como evitar dormir en un sitio que nos puede enfermar por cambios en el magnetismo terrestre específico del lugar, y que aún se desconocen. Algo ya explicado en el artículo publicado por el ISSI acerca del porque a veces debemos correr la cama. En él se explican brevemente algunas de las razones. Esa sería la más impactante, a la que se agregan la claridad que debemos soportar, el estado de silencio, la ventilación, la atmosfera; en la que se incluyen los olores y el estado de pureza del aire. También los colores de la habitación, las formas dentro del cuarto que interactúan en el dormitorio como muebles y espejos, más la posición que adoptamos. No importa ahora si luego la alternamos, pero el listado es de par de docenas de elementos básicos inicialmente.
insomnio 1
Dentro de todos estos ocupa otro de los primeros lugares, la posición correcta: es de lado preferiblemente como debemos dormir y no boca arriba o boca abajo. Con una almohada que nos alinea la cabeza con el resto de las vértebras.
Los problemas al dormir y lo que frecuenta más la literatura actual destacan por igual el hecho que aumentan con la edad, de forma general; pero también por montones de distintas razones que tienen que ver con el funcionamiento del resto de mi organismo, en cuanto a digestión, respiración, circulación de la sangre y dolores asociados al funcionamiento del resto de mis sistemas.
El estado mental es quizás el primordial. Depende de mi actividad psíquica y estado espiritual. Entre dichos trastornos se incluyen los problemas para mantenerse despierto o mantener un ciclo regular de sueño y vigilia, el sonambulismo, la enuresis nocturna, las pesadillas, el insomnio, el síndrome de las piernas inquietas, los ronquidos y el síndrome de la apnea del sueño, ¡la lista aumenta! Continuo enumerando todas estos factores adversos para lograr un buen dormir, porque lo que existe hoy día por lo común es que se dificultan evaluaciones más integrales de los problemas que afronta cada persona de modo individual. Más bien los profesionales de la medicina en uso, los terapeutas y sanadores se tienden a dividir por áreas como psíquicas, espirituales y físicas para tratarlos.
Uno de los ejemplos sobre la situación que describo, se refleja en la literatura sobre consejos terapéuticos acerca del insomnio, que tiende a llevarnos de la mano en primer lugar por las técnicas de relajación. y los sedantes. Aunque sean considerados naturales, es un ejemplo típico, que bien podría servir de caso, donde el mismo no puede ser explicado por alteraciones nerviosas simplemente.

Es cierto que una parte de mantenernos bien orientados corre a cargo de la persona en cuestión, porque cada cual puede obtener ayuda de diversas fuentes, pero ¿cómo agruparlas, distinguirlas….a quienes acudir, si tendemos a ser troceados en nuestra Cultura Contemporánea? La ausencia de ese tipo de servicio integral a nivel profesional, como tantos otros; es algo que esta fuera hasta de las mesas de discusión de los eventos científicos y académicos hoy día..
Siga leyendo.
(i)Vease: Las Zonas Geopatogenas y las Geopatias. (I) 5 de agosto de 2013 de instituto salud y saber.inc

(ii)http://www.mapfre.es/salud/es/cinformativo/tecnicas-relajacion-dos.shtml

Anuncios

Autor: instituto salud y saber.inc

Antonio Armas Vazquez. Doctor en Filosofia (Cuba 1990) Especialista en Terapias Naturales (EEUU. 2000) Presidente del Instituto Salud y Saber,Inc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s