Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos

La Salud de las Mujeres y el Enfoque de Genero.

Deja un comentario

sexualidad

Por el Dr. Antonio Armas

Existen suficientes razones para indagar  si hay terapias que sean  más  apropiadas a  las mujeres. Algo que se justifica aun mas   con la aparición de  diferentes  conceptos como la Medicina de Genero, el Síndrome del Bikini y hasta las llamadas  “Terapias Feministas”  relacionadas con  la  disparidad entre el origen de muchas  teorías psicológicas y   el hecho de ser los miembros del sexo femenino  quienes solicitan mas  estos servicios.

.  ¿Pero serán  solo psicológicas?

Además de las diferencias psíquicas,  se toman  en cuenta  en alguna medida otros aspectos como  el  hormonal, ciclos biológicos, la constitución física y   hasta la propia fisonomía. Aquí se fundamenta  una de las  razones para llamar la atención en  subrayar   la necesidad de decidir que  procederes terapéuticos  aplicar con criterios más amplios que incluyan sistemáticamente el sexo en todas las evaluaciones de la Salud. .

También desde el Arte   se  va abriendo  otro campo de interpretación y aplicaciones terapéuticas. Después de todo el artista como creador que transforma los datos de la naturaleza y los ordena  de modo diferente al de la las ciencias y la técnica, tiende  a  guiarse por medio de una comunicación simbólica. (1)

Al parecer aun así  sería  excesivo pensar que   las acciones terapéuticas no son comunes a todos los seres humanos por igual; solo por estar basadas  en diferencias psicológicas, anatómicas y fisiológicas del ser humano. Además de estos  argumentos que lo sustentan, de todas formas Anatomía y Fisiología  por si solas no son suficientes para  advertir  de las diferencias (2). Desde  su ámbito en  las Ciencias Básicas dentro de  las carreras de Medicina Alopática,  de ellas no se han derivado acciones suficientemente definidas que justifiquen enfoques técnicos diferentes hasta el presente.

Luego  hay más  elementos  para  pensar  que además de las diferencias  psicológicas,  hay  otros muchos  que  deben dar cuerpo a consideraciones mas especificas.  Me refiero a tratamientos ya conocidos y otros alternativos por necesidades  especificas de  las mujeres, en cuanto a las Terapias Nutricionales, Terapias de Movimiento, Hormonal, Sobrepeso, Incontinencia Urinaria, Cuidados de la  piel, etc.    A pesar de este listado que justifica además  ampliar lugares de investigaciones especializados  para la mujer, uno de los elementos más importante queda  un tanto indeterminado; y es aquel de cómo enfocar los tratamientos, incluyendo los servicios sociales que deberán tomar en consideración a su vez las diferencias por etnicidad, raza, religiones y  cultura.

Si apelamos al   Enfoque de Genero, se sabe que cuando estamos ante las estadísticas convencionales  nos damos cuenta que el panorama  es homogéneo y no  cambia nuestra percepción de las diferencias que introducen las formas de abordar el sexo.

¿Que habrá de aplicable desde este enfoque metodológico al campo terapéutico?

Antes que todo  debe reconocerse  como un problema  potencial creciente en la Calidad  de  los tratamientos de Salud a la población. En la medida que avanza las ciencias se van develando nuevos ángulos de este problema.  Lo  cual se pudiera comprender mejor con un  ejemplo retrospectivo, si juzgamos   como  este (aparente elemento relativo)  se  tomaba en cuenta   por algunos terapista y médicos  a la hora  de aplicar   algunas terapias energéticas en el campo que hoy llaman alternativo desde hace siglos. El  ki  preserva ciertas particularidades en el sexo y  sostiene  el principio de considerar  las diferencias de la fisiología del cuerpo femenino entre otras  cuestiones  “técnicas”.

Por la parte de Occidente, quedaría agregar   otro tanto diferenciador dado por  la Individualidad Bioquímica  de las mujeres, que resulta   diferente, al igual que su energía.  Esto que pareciera ser impracticable  a primera vista, es algo que se refleja a hora por  algunos estudios. Por eso hay  muchos procederes terapéuticos  que se deben adecuar mejor.

Algo que nos hace recordar que aun estamos en la era de asumir  por igual los recetarios en  ambos sexos,  que incluye aun hasta los niños; cuando  solo con adecuar  las “dosis’  ya se satisfacen los actuales  estándares de las ciencias médicas (3) y  con ello de muchos procedimientos técnicos acreditados. Aquí  mujeres,  niños  y viejos  en parte se ven aun incluidos en una metodología farmacológica, cuya base esta cimentada sobre los mismos principios de considerar a los seres humanos al mismo nivel  bioquímico.

Hasta ahora   si las  terapias se catalogan  bajo un nombre especifico, lo cierto es que en su momento, fueron creándose  –como hoy-,  bajo una concepción generalizadora dictadas por determinadas concepciones culturales.

Las  diferencias entre hombres y mujeres deben dar paso a considerar más las  faltas  de similitudes  que se encuentra   desde  la complexión física y psíquica  hasta en la estructura cerebral y neurológica  entre otras.  . (3)
Hay llamados de alertas  que  aconsejan entrar a diferenciar parte de  los  tratamientos no solo terapéuticos, sino  médicos oficiales en ambos sexos.

Un estudio editado recientemente por un equipo de investigadores coordinado por Giovanella Baggio, de la Universidad de Padua (Italia), afirmaría que existen diferencias fundamentales entre la forma en que enferman hombres y mujeres, y que la investigación médica realizada durante los últimos treinta años habría estado enfocada casi exclusivamente al paciente masculino “ (4)

Con esta afirmación podrían coincidir también los que claman por aplicar tratamientos más  personalizados. Algo que  en mi opinión hace vislumbrar  cambios que han de sobrevenir próximamente: los tiempos de las dosis exactas serán superados en la próxima década y en parte  la estandarización  según las entidades nosológicas,  tendrán que dar paso a parámetros más finos de evaluación de las personas. En consecuencia la semiología  medica y las de las  terapias que se validen alternativamente, han de ampliarse en sus criterios.

No es que el sexo sea solo  lo  determinante. Indudablemente hay  procedimientos más adecuados que otros según también la edad, la cultura, el estado psíquico particular, pero de cierto modo  vamos  adentrándonos en tiempos  donde la  personalización del tratamiento se impone   antes que  todo como tratamiento de excelencia. El mismo que hoy es accesible a ciertos grupos interdisciplinario evaluador que se halla lejos de la metodología de los    “chequeos médicos” de rutina.

Parece una exageración afirmar tales cosas en momentos donde la Medicina  (¿?) tiende a ser más cara y lo que se requiere es una mayor cobertura de asistencia.  Pero una cosa son las razones económicas y otras lo que informa  de las perspectivas de la ciencia y los estudios académicos al respecto. Por supuesto que  la medicalización extrema de los problemas femeninos puede llevar a equívocos y mayores manipulaciones comerciales.

Al  mismo llamado “Enfoque de Genero” debiera exigírsele una metodología más amplia   para el  análisis de la Salud, porque este  no se debe limitar a las definiciones que lo conciben como   una categoría construida culturalmente.

Aun esta en ciernes la Antropología Medica por padecer de una especie de antropologismo abstracto   en consonancia con las teorías científicas que la sustentan. No  por casualidad, menos  de doscientos anos  de historia atesora   la Medicina Occidental como Ciencia según el Método Científico.

Es difícil pensar a la manera occidental,  en rechazar de un arsenal ciertas armas  que nos servirían de herramientas  para solucionar determinados problemas. Sin renunciar a una sola de sus  efectos beneficios,  habría que pensar cada vez más  sobre las posibilidades terapéuticas de la Humanidad de forma más amplia que distinga  sus tipos,  prestando mayor atención al   sexo,  las edades y   la Cultura.

El viejo principio de que las  terapias no toman en  consideración el sexo,  es algo que se ha de tornar    cada vez más obsoleto.
Referencias:

(1)    http://arteterapiaygenero.com/tag/enfoque-de-genero/ Vease Arte Terpia y Enfoque de Genero de Javiera Hauser.  Spet 2012.

(2)    Gracias a las células de tipo matricial que se forman en el folículo del cabello, tienen la capacidad de fijar los oligoelementos esenciales y tóxicos fielmente en el momento actual. Durante la fase de crecimiento estas células están expuestas a un ambiente metabólico interno. En la medida que el cabello crece, 1 cm al mes, hasta salir a la superficie de la piel, las células se endurecen y encierran en su interior los productos metabólicos acumulados durante éste periodo. De esta forma su análisis nos proporciona un test de criba para determinar la situación fisiológica en nuestro organismo de dichos minerales. Cfr. http://analisisdecabello.com/porque_analisis_cabello.asp

(3)      http://reflejosdeunalmaperturbada.blogspot.com/2010/10/diferencias-biologicas-sobre-el-hombre.html.

             Solo el 15 % de las mujeres con problemas cardíacos recibe el tratamiento adecuado, frente al 56% de los       hombres, según ha puesto de manifiesto Milagros Pedreira, coordinadora del Grupo de Trabajo de Enfermedades Cardiovasculares en la Mujer de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).
Cfr: http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2013/03/mujer-sigue-siendo-cenicienta-salud-cardiovascular-20130307-108437.html

         (4) Autor: Santiago Maradona Hacia la medicina de género: hombres y mujeres enferman de formas diferentes. 25 de Marzo 2013 . En: http://www.salud.com.ar/es/medicina-de-genero-el-error-de-pensar-solo-en-el-paciente-masculino.html

Su autora la doctora Baggio habla de un “Síndrome del bikini”, refiriéndose a que sólo se ha tenido en cuenta el estudio de enfermedades asociadas al aparato reproductor femenino, prestando especial atención al cáncer de útero, ovarios y mamas.

 

 

 

Anuncios

Autor: instituto salud y saber.inc

Antonio Armas Vazquez. Doctor en Filosofia (Cuba 1990) Especialista en Terapias Naturales (EEUU. 2000) Presidente del Instituto Salud y Saber,Inc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s