Instituto Salud y Saber,Inc

Organizacion no lucrativa cuyo objetivo es divulgar los conocimientos y practicas mejores que ayuden a conservar la Salud de todos

Instituto Salud y Saber

Deja un comentario

El Instituto Salud y Saber es una organización sin fines de lucro, que tiene por objetivo vincular los diferentes saberes acerca de la Salud Humana, con distintas formas de recursos que pueden  aplicar las personas, instituciones y sistemas de salud pública. Relacionado con ese contexto, se destaca  la individualidad personal  ante una problemática de diferentes sentido interpretativos  y existenciales, que deben encontrar respuesta a sus problemas relativos a  dolencias, padecimientos o de modo más general, a como encaminarse en  la toma de decisiones ante su vida y la de su familia o colectivo.

Además de  saber valorar con lo que uno cuenta en su entorno social y económico, podemos encontrar las mejores  alternativas de soluciones a nuestros  problemas y las formas de conservar la Salud; al  asumir  un punto de vista independiente, democrático y abierto de ayuda a la comunidad de forma general.
La Salud es concepto que necesita ampliarse, pues como vocablo  puede ser usado en múltiples y muy diferentes contextos. En la vida cotidiana su uso se concibe al partir de presupuestos básicos que difieren entre sí  sobre lo que es la Salud; la mayoría de las veces fuera de locaciones, cultura y hasta de las condiciones reales de cada persona.  Al mismo tiempo al  aspirar a  ideales en torno al estado de vida que quisiéramos  sostener,  se  requiere diferentes aclaraciones no exentas de polémica -hasta el punto-, que se  ha llegado incluso a pensar que el concepto de Salud es muy complicado  definir y por  consiguiente hasta  casi imposible alcanzar. Para nuestras actividades,  nos apoyaremos inicialmente en el presupuesto de que al  menos todo  el que emplee este  vocablo, sabe  el significado que él mismo le está dando cuando lo usa.
Si bien fuera de un contexto específico las palabras, como la que  nos  refiere  la idea de  Salud, carecen incluso de significación definida, nos  remitiremos  al sentido antropológico del término, donde se pueda  valorar  a esta y su mantenimiento    como una forma de producción de prácticas y discursos (saberes, habilidades y competencias),  Este enfoque  resulta propicio  a ciertas condiciones de posibilidad social y cultural, adecuada a su vez, para la validación social de saberes, habilidades y competencia en la cual intervienen muchos elementos de contexto y símbolos. Todos  deberán ser comunicados  en el marco de las culturas  que los legitiman, en forma de consejos prácticos y  sencillos que aporten bienestar.
Documentaremos  la noción de que podemos disponer de  una construcción histórico-cultural que se elabora y califica según los valores culturales y las normas sociales en el tiempo y la localidad donde nos encontramos; frente   aquellos para quienes la  Salud es concebida  como   un estado objetivo, que puede descubrirse y definirse universalmente con independencia de juicios de valor.
Esta aclaración es indispensable, porque  mientras para un  grupo, las definiciones de Salud se estructuran sobre la base de elementos objetivos materiales y afirman que  no hay necesidad de recurrir a los juicios de valor, -porque es  una cuestión científica empírica-, que está basada  en ciertos datos anatómicos, fisiológicos o bioquímicos identificables como patológicos, independientemente del contexto socio-cultural. A los   fines de nuestra organización, daremos razones  que la consideran  estrecha e inconsistente  desde un  ángulo antropológico,  que puede y debe ser ampliada.
Consideraremos  otras definiciones que no se limiten a lo estrictamente corporal, sino que aludan a los factores psíquicos y espirituales; al igual que  otras que toman en cuenta lo social, y aun mas, a aquellas que se proponen  aclarar lo que debe entenderse por Salud desde el punto de vista de los tipos  ideales posibles.
Un objetivo central será el ayudar a  que las personas comprendan mejor el estado de su situación individual – con  la amplitud del término de Salud apuntado- , para qué puedan relacionarse  mejor con sus   problemas, muy vinculados con el autoconocimiento que  les permita asumir   las estrategias personales concretas.
Se enseñan  muchas veces las técnicas, despojadas de la cultura y las tradiciones en que se elaboraron y desarrollaron distintas  terapias. La mentalidad que animo la Digitopresión, el Shiatzu, la Medicina Herbolaria, la Macrobiótica, etc, ahora más que nunca se intentan integrar dentro de una economía y cultura globalizadas que tienden a uniformar y estandarizar determinados patrones de conducta.
En definitiva las dificultades  que se le reconocen a las terapias naturales, medicina alternativa, o medicina complementaria, es  que requiere de una continua toma de decisiones. Hay muchos medios que solo están interesados en un único aspecto de la medicina  complementarias, alternativas o naturales. O bien en la Acupuntura, la Homeopatia o  la Quiropraxia, entre otras técnicas, pero no en otras temas  de amplitud mayor  como los que nos puede aportar las Iridologia, la Terapia de Holograma (Su Jok) o  la Radiestesia, la Nutricion y los Ejercicos ajustados a las necesidades de cada cual.  Ante todo lo que  se advierten  son restricciones innecesarias  al amplio espectro de posibilidades con que cuenta el ser humano, para enfrentar sus dolores y  padecimientos, junto a los  miedos y angustias enajenantes.
Estamos mas allá de concebir que las técnicas terapéuticas se reducen  a dirigir transformaciones y cambios de estado en cualquier situación, porque  desde el sentido común podemos comprender que es diferente la terapia como experiencia de autoconocimiento, de aquella  terapia como experiencia de salud; aunque   toda terapia pueda catalogarse como  autoconocimiento  y reforzar su poder de transformabilidad en el auto crecimiento de cada individuo.  Insistiremos en  distinguir si se tiene una patología que se quiere solucionar, o si se tiene un deseo de auto conocerse para superar ciertos hábitos de vida perjudiciales.
Otro objetivo será ejercitar el entendimiento de que  la autogestión de la salud desde el autoconocimiento requiere de discernimiento, sentido común, sensatez y un período de transición;   no de  ingenuidad dada por  la convicción de que todo es un proceso sometido a leyes de las ciencias.
Ya en  1993 el Dr David Eisenberg un investigador de la Universidad de Harvard reportó en el NEJM (1990), que  1  de cada 3 norteamericanos usaban al menos una  terapia no convencional.
En 1998 reportó en JAMA que estos datos se habían elevado a un 42 % , gastado 27 billones de dólares al año en tratamientos tipo CAM.
Hoy más de la mitad de las escuelas de medicina de USA ofrecen electivas en terapias no tradicionales.
La AMA,  sus afiliados y las sociedades médicas locales están instando a sus miembros a familiarizarse con modalidades alternativas a fin de discutir estas con sus pacientes.
La conciencia de que el enfoque participativo es, además de un derecho democrático, una necesidad para mejorar la Sanidad; se intensificó en todo el mundo durante los últimos anos. Se dio más importancia a la autonomía de los pacientes, a la calidad de las relaciones humanas con el personal sanitario, al derecho a la palabra y a la información, y al derecho a participar en las decisiones terapéuticas. Esta nueva actitud que se va consolidando, es necesario incrementarla en las comunidades,  sobre todo ante los hechos  de que los medios de comunicación  tienden a confundir  la imagen de la ciencia con la de la tecnología; con lo cual  transmiten esta confusión a sus usuarios, que consideran científico todo lo que es tecnológico: la organización como tal deberá contribuir al incremento  de ampliar otros espacio de divulgación.
Ampliar los conocimientos de Autoayuda  se desarrollara, para   proporcionarles a los participantes, oportunidades nuevas de actualización de sus prácticas de sanación y cuidado. Para ello  se tomarían en cuenta las limitaciones de distancia, las diferencias de orígenes culturales, idiomas u otras de tipo creencial, con el fin de propiciarles el poder comparar y evaluar mejor los conocimientos requeridos en sus vidas.
Otro de los objetivos de nuestra labor será la de suministrar a los interesados conocimientos teóricos y  prácticos básicos, acerca de los aspectos más esenciales que conforman una calidad de vida  adecuada para  mejorar el desempeño en la vida ciudadana.
La sabiduría se encuentra en todas partes y por ello  es  un patrimonio universal que puede mejorar nuestras vidas y espíritu, si la asumimos con generosidad.
Anuncios

Autor: instituto salud y saber.inc

Antonio Armas Vazquez. Doctor en Filosofia (Cuba 1990) Especialista en Terapias Naturales (EEUU. 2000) Presidente del Instituto Salud y Saber,Inc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s